Misa de doce

por Angel

Domingo a las doce, buena hora para jugar al fútbol la hora de la misa, visitaba el Getafe con el recuerdo del partido de la primera vuelta en el que ya en la segunda jornada se comprobaba que el equipo no estaba por lo que tenía que estar y todo se empezaba a torcer. Hace unos días Khedira afirmaba que los jugadores hablaron y se dieron cuenta que no podían seguir así, Khedira venía a confirmar lo que dijo en su día Mourinho cuando afirmó que no tenía equipo, no eran un equipo, la prensa de las palabras de Khedira interpreta que ha habido autogestión, unos linces interpretando.

Esta vez el partido fue diferente al de la primera vuelta, aunque la primera parte fuese plomiza, el partido venidero de Copa y las rotaciones pesaron lo suyo, comprensible, pero pese a estar espesos los jugadores no le perdieron la cara al partido en ningún momento. En la segunda parte con Khedira en el campo, Ramos al centro de la defensa y Essien al lateral derecho el equipo mejoró. Llegó el primer gol y fueron cayendo el resto a la vez que descansaban Özil y Cristiano Ronaldo, Özil vuelve a ser Özil y Cristiano siempre es Cristiano.

Otra vez la portería se volvió a quedar a cero con otra defensa, volvió Ramos primero de lateral y luego de central, de lateral flojo como casi siempre, tengo claro que lo del ultimátum es mentira, viendo el nivel de Ramos esta temporada hay que ser muy tonto hasta para pensar que está en disposición de hacerle un pulso al entrenador, flaco favor le están haciendo sus amigos periodistas si siguen por ese camino, el jugador puede quedar señalado, tengo claro que esta vez si el entrenador sale por causas extrañas algunos van a pagar a medio plazo las consecuencias.

Anuncios