Özil se estudia el manual de Pekín

por Angel

Como viene siendo habitual en todas las visitas de esta temporada el partido de Valladolid fue duro, y es que el equipo empezó el partido como empezó la temporada, empeñado en perder la Liga a balón parado, concretamente de saque de esquina. Casillas como siempre blandito a balón parado y Sergio Ramos que parecía que seguía jugando a las casitas con Diego Costa fallaron en los goles encajados. El equipo se repuso rápido al primer corner contestando a los pocos minutos y al poco llegó el segundo corner, otra dura prueba para un equipo que esta temporada juega en un estado que roza la locura cada vez que se pone con un marcador en contra. En esta ocasión el equipo supo responder, Mourinho empezó a mover piezas cosa que irritó a los del Komando Txuleton y alrededores, seguramente prefieren a esos entrenadores que dejan las cosas como están vaya a ser que rompan algo y queden más señalados si cabe en la derrota.

Özil entre la segunda parte del partido contra el Atlético y el partido de ayer empieza a sumar minutos acordes a su potencial, puede ser tarde para revalidar el campeonato de Liga pero es mucho mejor que perderlo para siempre. El jugador alemán es clave cuando el equipo ataca en estático y ayer descifró a la perfección el manual de Pequín, best-seller en el vestuario blanco según el pintor expresionista Diego Torres, que según la fuente de la fuente (la metafuente) el manual es un “recurso útil para abrir defensas cerradas cuando los rivales ceden la iniciativa”.

Callejón volvió a cumplir en todas las posiciones en las que jugó, incluso de lateral izquierdo, que bien viene en este tipo de partidos feos de jugar para que Di María descanse y se rehabilite para lo que queda de temporada.

Anuncios