Imposible

por Angel

Tenía pinta de ser un partido complicado y lo fue, y no empezó el partido tan mal, pero llegó el gol y la losa fue muy  grande, es lo que pasa cuando juegas con el agua al cuello, a partir de ese momento el equipo lo intentó con más corazón que cabeza y chocaba, casi siempre por el centro, una y otra vez frente a un gran rival que no puso las cosas fáciles en ningún momento. Y con todo lo que hay que asumir y con toda la autocrítica de que no se están haciendo las cosas bien, otra vez fue determinante el arbitraje en dos acciones puntuales pero decisivas, gol mal anulado a Benzema y penalti cuando el partido y la Liga se morían, acción que curiosamente nadie protestó en el campo. Por cierto, un saludo a todos los que hace dos jornadas decían que el Real Madrid no podía perder, y clamaron por el penalti dudoso pitado a favor, omitiendo que hubo un gol en fuera de juego.

Creo que la mayor diferencia a nivel individual con respecto a la temporada pasada es el rendimiento de Özil y Di María, dos jugadores importantísimos que no andan finos, sobre todo el segundo, empezó muy bien la temporada pero ha pegado un bajón considerable, y no parece un tema físico, el jugador se lo deja todo en cada partido pero es que no da una, siempre elige mal, embarulla el ataque, se acelera y acelera al equipo cuando no toca, en definitiva, que no está pero se le espera, es un jugador vital si se quieren seguir peleando títulos. Mucho se ha hablado que posiblemente se había planificado la temporada para no estar a tope ahora y alcanzar el máximo nivel en mayo, que es cuando normalmente te juegas los títulos, pero para eso hay que llegar vivos a mayo, y la realidad es que ahora estamos muy lejos en Liga y se puede hacer muy larga la temporada, espero equivocarme, pero esto puede afectar en el resto de competiciones.

Ya sabemos como funciona esto y lo que se avecina en la próximas semanas, presión asfixiante de los de siempre, prensa de Madrid, o nacional como la llaman algunos, haciendo daño, unos tienen entre ceja y ceja la cabeza del entrenador, y los otros la cabeza del entrenador y la del presidente. Ante tanto hijo de puta hay que aislarse en la medida de lo posible y seguir confiando en el equipo, que pese al varapalo de ayer creo que estaba  ligeramente en línea ascendente, muy lejos del nivel de la temporada pasada pero mejorando, sin ir más lejos el partido de ayer con todos los errores no fue un partido horrible como sí lo fue el otro partido en Sevilla o la segunda parte en Getafe.

¡Hala Madrid!

Anuncios