Primer aviso

por Angel

El perder puntos estaba cerca, tenía que pasar tarde o temprano, ya pudo pasar en la jornada pasada frente al Betis, siempre es malo pinchar y más de la manera que ocurrió ayer, el equipo controló el partido a excepción de los primeros compases del partido, Isco, Cazorla y Joaquín salieron enchufados y creando peligro, el primero se está convirtiendo en unos de los jugadores más apetecibles del panorama español, en ocasiones recuerda a David Silva. El equipo poco a poco se fue entonando y empezó a merodear la portería de Caballero, hasta que llegó el gol, Benzema después de un centro espléndido de Cristiano Ronaldo, llegando al descanso con un trabajado resultado y con la sensación de tener los deberes medio hechos.
En la segunda parte el Málaga se fue deshaciendo y los nuestros seguía fallando el último pase, te echamos de menos Di María, o el último remate. A Joaquín se le acabó la gasolina y Pellegrini sacó del campo a Isco, todo parecía de cara mientras se seguía perdonando arriba. Y en el descuento, en una falta bastante infantil y en la que a un árbitro español le dio por colocar bien una barrera (¡noticia!) llegó el empate, sin tiempo y con la cara de haber hecho el primo durante noventa minutos se acabó el partido.

Por lo menos esta semana nos ahorramos ver el rostro de algún directivo del club que no habla de árbitros denunciando el expolio sufrido.

¡Hala Madrid!

Anuncios