Tocaba ganar, toca Di María

por Angel

Lo bueno que tiene el fútbol es que tu equipo juega cada semana, y lo buenísimo es que lo haga después de perder la semana anterior, después del varapalo tocaba seguir, y nuestra misión ahora es olvidar la misión anterior, esto va a ser largo, no va a ser fácil y se va a poner en duda todo lo que haga el equipo después del partido del 10 de diciembre, hay que abstraerse.

Resultado un tanto engañoso, con lo justo y sufriendo el equipo se puso con un 0-3, sufriendo a ratos más de la cuenta, costó entrar en el partido, ni el 0-1 a los diez minutos hizo que se tranquilizasen los ánimos. Y es que era psicológicamente vital sacar adelante este partido y por momentos parecía que se podían ir del partido otra vez, pero el segundo y tercer gol mataron el partido y la zozobra de los nuestros. Otra vez excelso Di María, esta vez jugando en el centro de la línea de 3, si hoy le preguntamos a Mourinho cuál es su jugador favorito en la plantilla, no tengo dudas, Ángel Di María.

En esas estábamos, Casillas repitiendo aquella parada a Perotti, Di María de Magic Johnson, Diego Torres tuiteando, Callejón explicando a muchos ex-canteranos o fichajes fallidos el porqué no jugaron más y Cristiano goleando (tremendo su segundo gol), y entonces llega la expulsión de Pepe, jugador que parece que cada semana patea la cabeza de Casquero, y pudiendo ser justa la expulsión, es muy, muy barato expulsar a Pepe, cojamos la acción más fea de cualquier futbolista y en cada acción evaluamos teniendo en cuenta esa acción, Pepe y el club creo que ya han pagado en exceso episodios pasados.

Lejos de ser un impedimento, y con el 0-3, la expulsión hizo que el equipo no se durmiese y a la contra poder aumentar la renta, y así fue, ya saben, la táctica del repliegue preconcebido (Je). Al final queda la misma sensación de fatalismo y tremendismo de siempre, la victoria solo nos pone a +3, pero el empate o la derrota nos mataba, así es muy difícil.

Anuncios