Indios y minutas. ¡Qué semanita!

por Angel

Ayer tocaba visitar al “Equipo grande de Andalucía” que dice alguno, he llegado a escuchar en un derroche de imaginación febril, que los sevillistas invitaban a los madridistas a mirar hacía arriba ya que la grandeza la tenían ellos, pues muy bien majos, os felicito. Tampoco voy a entrar a valorar a estas alturas el famoso anuncio, muy bizarro por cierto, si algo podemos sospechar es que ese anuncio no lo pensó Don Draper, ni tampoco me apetece profundizar mucho en el botellazo, simplemente decir que mientras la gente se preocupa si en según que campos silban o no a Iniesta, a otros compañeros de Iniesta en la Selección le tiran objetos, ayer no fue la primera vez ni será la última.

Mi querida España

Comenzó el partido y pasado el primer cuarto de hora, siempre peligroso en estos partidos tan calientes, el equipo empezó a dar muestras del partido que iba a hacer, serio, rocoso 4-3-3, poco lucimiento pero mucho trabajo, mucha tensión en el campo y en la grada, el equipo volvió a dar buenas sensaciones, esta vez en un nuevo registro que ilusiona sobre todo de cara a partidos en torneos del KO, espero que esta sea la manera de afrontar partidos en Champions ahora que empieza la Copa de Europa, más allá del dibujo y de los jugadores, concentración e intensidad es lo que se demanda en estos partidos, la calidad se presupone. Y en estas apareció el cuestionado, o por lo menos uno de ellos, Benzema se disfrazó de su ídolo Ronaldo Luís Nazário, pared, arrancada, quiebro, recorte y finalización, todo plasmado en un auténtico golazo que está al alcance de pocos delanteros.

La primera parte acabó con la jugada polémica de la semana, del mes y posiblemente del año, he visto más de veinte veces la repetición con diferentes tomas, y todavía no soy capaz de asegurar si es gol o no, lo que sí que tengo claro es que si hay en un campo donde pone bastante que haya una jugada así es en casa del Sevilla, con Del Nido en el palco y su claqueta de anuncios en la mano. En la primera parte el atolondrado Lass se tuvo que emplear a fondo, viendo rápido, como de costumbre, la primera amarilla y luego jugando condicionado el resto del partido, se mascaba el cambio o la expulsión, lo acompañaba el silencioso Khedira y Xabi Alonso. Lass y Khedira ayudaban a sus respectivos laterales, a sabiendas del peligro en la bandas de Navas y Perotti, pero ayer no fue el día de los atacantes sevillistas.

En la segunda parte el equipo mejoró en ataque con Marcelo, y Khedira pasó a tener más protagonismo en el centro del campo, se podría haber finiquitado el partido y haber ampliado la renta para el partido de vuelta, después de buenas contras y de dominar en el centro del campo, Özil dejó detalles brillantes una vez más, una pena la ocasión que fallaron entre él y Cristiano Ronaldo. El trivote liberó a Özil de carga defensiva, el alemán tuvo que realizar menos esfuerzos a la hora de defender, creciendo más en ataque y llegando mejor al final del partido que en otros partidos.

Y en un partido con vídeo polémico, con Del Nido, Soria & Fiends, botellazos, pancartas inhumanas, y recogepelotas infames, apareció Mourinho en chándal para pasar desapercibido, todo un provocador por no sumarse a la fiesta que dirán algunos. Ahora queda la vuelta, que no será fácil, espero a un Sevilla en plan kamikaze, no tienen otra, espero que los de Mou sepan jugar, como hicieron ayer, este tipo de partidos.

Antes de todo esto tocó certificar el pase a semifinales en casa de otros buenos amigos, Vicente Calderón y ante la mejor afición de España (Ja), esa que no respeta ni los minutos de silencio ni a las personas fallecidas, es más, invita a que se mueran ciertas personas (como en el Sánchez Pizjuán), y me niego a caer en el recurso tan manido de “son cuatro gatos”, por que no, hay en campos que son más de cuatro, de cuarenta y de cuatro mil, ya está bien de buenismos en el fútbol, en todos los campos hay indeseables, y no sólo en los fondos, pero hay en campos que suelen pasar cosas desagradables más a menudo que en otros. En definitiva y hablando de fútbol, fue un placer volver a ganar otro derbi, y fue fácil, el Atleti lo puso muy fácil, es difícil remontar un resultado adverso limitándose a pegar patadas.

Después tocó recibir al Mallorca, partido donde hubo rotaciones de inicio y que se complicó mucho, lo importante como siempre son los tres puntos para no hacer más grande la distancia con el líder. Mala primera parte y otro gol de Benzema en la segunda parte, el cual estuvo más flojo que otras muchas veces que ha sido criticado, Benzema es de esos jugadores con los que se utilizan los números cuando están en su contra y se omiten o se minimizan cuando le dan la razón, omitiendo muchas veces lo que le da al equipo cuando no marca. Desde luego que puede dar mucho más y que el equipo no puede seguir lo que queda de temporada sólo con Benzema, pero el atacar por atacar siempre al mismo no puede servir.

Y llegó Manolito Adebayor, visto a posteriori y para intentar ser optimista, era la mejor opción de las posibles, lo de Van Nistelrooy lo pedía el corazón, Klose no podía jugar Champions, quedaba Adebayor o intentar algún fichaje imposible en forma de Kun Agüero vía cláusula de rescisión, y ha sido Adebayor, el cual espero que venga con toda la intención de ganarse un puesto la próxima temporada, ejecutando el club la opción de compra que tiene. Por que esta es otra, ¿Qué hacemos si a este chico le da por meter 15 o 20 goles?.

Ya sólo queda un partido de los tres seguidos en territorio comanche, Vicente Calderón, Sánchez Pizjuán y El Sadar (como los antiguos), volvemos a lo de siempre, a día de hoy el Barça es superior, pero ni jugando tres partidos seguidos en el Santiago Bernabéu se encontraría con un clima tan hostil en tres campos diferentes y en una semana.

Atlético de Madrid SAD 0 – Real Madrid C.F. 1 (Cristiano Ronaldo)

Real Madrid C.F. 1 (Benzema) – RCD Mallorca  0

Sevilla CF SAD 0 – Real Madrid C.F. 1 (Benzema)

 

Anuncios