Derrotismo cero

por Angel

Duro correctivo, derrota inapelable, y poco más se puedo decir de lo acontecido ayer futbolísticamente hablando (total, a estas horas ya está TODO dicho), el repaso fue tal que ni las malas artes de unos y de otros, o alguna jugada polémica en forma de penalti no pitado, pueden ni deben servir como agravante, ayer era imposible ganar.

Pero ni de lejos lo que pasó ayer debe sumir al madridismo en el derrotismo, no se puede dejar de confiar en un equipo y en un entrenador por terrible que sea un resultado puntual y que no me vengan con rollos, resultado inesperado, ni el más Carazo de los Carazo (y ojo que no sólo de Carazos vive el hombre) esperaba un resultado tan abultado.

En el club hay paz institucional, los jugadores son insultantemente jóvenes, y al mando, y por una vez, un entrenador, y no es que este sea mejor que los que hemos tenido hasta ahora, que posiblemente sí, sino que los otros eran unos títeres, por una vez, club, afición y jugadores están a muerte con su entrenador pese a la contaminación externa, en gran medida por parte de un grupo mediático que hará todo lo que pueda para que cualquier proyecto de Florentino Pérez sea sospechoso.

Mourinho sabe mejor que nadie que a día de hoy el Barça está 3 o 4 cuerpos por delante, es un equipo hecho, pero también sabe que se pueden conseguir los objetivos incluso perdiendo los dos partidos frente al eterno rival, sin ir más lejos la temporada pasada se vieron las caras 4 veces y el Inter de Mou sólo resultó victorioso en una ocasión, y el resultado final es por todos sabido (y celebrado). Tampoco hay que obsesionarse con el partido del Bernabéu, y contando que una victoria allí nos daría la Liga, no, gran error, Mourinho tiene que recuperar a la plantilla, e ir partido a partido, ¿perogrullada?, sí, pero no hay otra, no hay más cojones. Eso y que por una vez se hagan las cosas como tocan, paciencia y leer menos tebeos. Ilustración.

Minutos musicales patrocinados por el amigo jacquesneto, aquí caben Las Escarlatinas y Sepultura.

 

Anuncios