Remontada y resurrección

por Angel

Resucitado

A este equipo le faltaba una remontada y frente al Hércules CF, matagigantes de la temporada, se consiguió, en la primera parte de vio algún que otro fallo defensivo de bulto, en uno de ellos llegó el gol en contra, Pepe el cual anda buscando una mejora sustancial de cara a su renovación no estuvo todo lo acertado que debería, marcó Trezeguet, empezaba mal la cosa, tocaba remar contra corriente, el Hércules muy bien plantado y jugando con criterio no le perdió la cara al partido mientras le duró la gasolina, y es que el Real Madrid C.F. se lanzó con todo en busca de darle la vuelta al marcador, buen ejemplo son los veinticinco disparos, diez de ellos entre los tres palos.

El partido cambió en la segunda parte, el equipo salió enchufadísimo y buscó el gol con el ritmo machacón que le imprime a los partidos, presión arriba, robar y verticalidad. Cristiano Ronaldo, Aquiles de Lusitania, se sigue mostrando a un nivel superior, su voracidad y sus ganas en cada partido, sea cual sea el escenario y el rival son dignas de estudio, ya pocos se acuerdan de la ansiedad y del egoísmo. Un disparo lejano marca de la casa, botando el balón unos metros antes del portero, propició el empate a uno, Di María atento remató el rechace, gol clave, desde ese momento y con el derroche físico de los locales en la primera parte, se vio con claridad que de un momento a otro se consumaría la remontada. Mou esperó hasta que Esteban Vigo movió ficha, el cambio de Trezeguet por Rufete propició que el portugués se atreviese a hacer lo propio (cambio de entrenador), y meter a Benzema por Pepe, cambio de balonmano, me quitas un atacante, yo me quito un defensa, llegó el segundo gol obra de Cristiano Ronaldo, gran jugada de Benzema y Marcelo por la izquierda, y al instante Arbeloa y Albiol ya estaban sobre el terreno de juego. Todo un acierto táctico, un cambio que no muchos entrenadores se atreverían hacer ya que de salir mal el entrenador quedaría señalado por el cambio, siguiendo la norma no escrita que dice, si no puedo ganar el partido por lo menos si lo perdemos que no sea culpa mía, o que no lo parezca.

En otra acción del “sentenciado” Benzema llegó la sentencia, también obra de Cristiano, remate que a principio de temporada hubiese parado el portero o hubiese ido a parar a cualquiera de los palos, pero ahora entra todo.

Y esta semana dos partidos de traca, dos clásicos, visita al AC Milan y derbi en casa, semana importante.

Hércules C.F. 1 – Real Madrid C.F. 3 (Di María, Cristiano Ronaldo y Cristiano Ronaldo)

Anuncios