Síndrome Postvacacional

por Angel

Mira mi dedo

No empieza la cosa bien, ayer el equipo no pudo sacar más que un empate en Son Moix, en un partido muy trabado en el que a la falta de ritmo se sumó a las reiteradas interrupciones de unos y de otros. No se puede pitar falta cada vez que se dé el mínimo contacto. No tengo nada contra el Mallorca, es más, no me parece del todo justa su sanción europea, pero a Europa hay que ir con recogepelotas, y ayer una vez más el fútbol español, sea el campo que sea, nos brindó otro espectáculo bochornoso.

El equipo presentaba pocas novedades, 3 caras nuevas de inicio, Carvalho, Canales y Di María, los de Mourinho dibujaban un 4-2-3-1 con mucha movilidad en la línea de 3, Canales, Di María y Cristiano intercambiaban a menudo sus posiciones, pero el equipo no acababa de carburar cayendo una y otra vez en los mismos errores, falta de fluidez en la salida del balón y demasiada verticalidad, vamos nada nuevo.

En la segunda parte y con las prisas del que no hace los deberes a tiempo llegaron las ocasiones falladas, muchas y muy claras, ni Higuaín (fallón) ni Cristiano (ansioso) tuvieron su noche, fallaban una ocasión detrás de otra mientras el equipo se iba desinflando. En la segunda parte salieron Benzema y dos de los nuevos, Özil y Khedira, Özil dejó algún que otro detalle del futbolista que es, y Khedira poco pudo hacer cuando salió en un partido que ya estaba roto, más que por los ataques de unos y otros por el estado físico de ambos equipos.

Para colmo hoy nos enteramos de la lesión de Cristiano Ronaldo, han tardado poco en lesionarlo, se ha abierto la veda.

RCD Mallorca 0 – Real Madrid C.F. 0

Anuncios