La apatía nos va a matar

por Angel

Mal partido

No se puede hacer el tonto con la última bala que nos queda, y si se repiten partidos como el de ayer nos vamos a pegar un tiro en el pie con ésta. No se puede regalar más de una hora de partido, no se puede apretar sólo cuando se está contra las cuerdas y menos dejar que un equipo como el Sporting de Gijón lleve el partido hasta donde quiera y que nos de un susto de muerte, esto no va a salir siempre, y si se queremos llegar vivos al clásico hay que ganar todos los partidos.

Era el partido del reencuentro, el público expectante y frío como siempre, esperar que el público del Santiago Bernábeu anime a su equipo es tarea imposible, pero no estaría mal que los que a la mínima se ponen a silbar a su equipo, a sus jugadores y su entrenador, se comprasen una flauta travesera y se dedicasen a ensayar en sus respectivos hogares a la hora de los partidos. Lo más preocupante es que lo que se vio ayer sí que pareció falta de actitud, algo siempre imperdonable, pero a estas alturas y cuando sólo se juega una competición es si cabe menos justificable, no se pueden perder partidos por falta de actitud en la situación que estamos, ya no hay vuelta atrás, un partido nos puede matar, y si aplicamos la ley de los vasos comunicantes, el resultado como todos sabemos puede ser catastrófico, y no me refiero a no ganar la Liga.

No debe ser fácil jugar bien con un Lass fallón y un Granero que sigue sin aprovechar las muchas oportunidades que está teniendo, lo peor de todo es que si el año que viene no está en club no faltará la declaración típica del canterano despechado, “El Madrid no confía en la cantera”, pues no será su caso, pocos han desperdiciado tantas oportunidades como él, y me da pena, tiene calidad pero poca sangre, a veces parece como si el partido no fuese con él. Mejor cara mostró Van der Vaart, participativo y providencial en el gol del empate, precedido de una mano más que dudosa en el control, en la primera parte el central Gregory también pudo cometer penalti en otras manos claras dentro del área, que tampoco fueron sancionadas. Y a la Mareona poco le hace falta para entonar su hit del verano, en una falta no pitada según ellos en medio del campo ya entonaron el “Así, así, así gana el Madrid”, lástima que no hubiesen registrado los derechos, se podrían haber hecho ricos.

Cristiano Ronaldo no estuvo muy afortunado, el portugués estaba algo revolucionado, dando muestras de una cierta ansiedad, eso sí, no se esconde, lo intenta una otra vez y siempre con peligro, Higuaín tampoco tuvo su noche pero marcó un gran gol, el de la tranquilidad. Nadie tuvo su noche y el equipo volvió a sembrar dudas, quizá el peor partido en casa de toda la temporada y en el peor momento.

Antes y después del partido se estuvieron haciendo encuestas a los aficionados, preguntando cosas que no vienen a cuento ahora, las putas prisas de siempre para hacerlo todo, desde el club se ha negado que tengan algo que ver con dichas encuestas, creo que no cuela.

Real Madrid C.F. 3 – Sporting de Gijón 1
Barral
Van der Vaart
Xabi Alonso
Higuaín

Anuncios