Sufriendo en el patatal

por Angel

Justicia para Juan Holgado | Foto: diariodejerez.es

El último como rival, el césped lamentable, inminente cruce de octavos y Turienzo con el pito en la boca, algo nefasto podría haber pasado si no llega a ser por Alvaro Arbeloa, clase media alta, trabajador infatigable durante todo lo que llevamos de temporada, la regularidad en persona y candidato a titular en el Mundial, méritos está haciendo.

El equipo se equivocaba una y otra vez en intentar jugar como si el campo estuviese en condiciones, todos miraban para el maltrecho césped antes de golpear el balón, nadie se quería equivocar, y sólo Cristiano Ronaldo aportaba algo diferente entre el tedio generalizado, pero poca cosa, el partido iba a ser a cara de perro. Y lo fue durante una hora, hasta que el mencionado Arbeloa rompió el partido y por suerte el Xerez no inquietó en lo que quedaba de partido, luego llegaron los dos goles de Cristiano en conexión con Kaka, si estos dos se encuentran, y el segundo acaba cogiendo el punto que le falta, podemos ilusionarnos.

Pellegrini que sacó el cuentakilómetros para dejar fuera a Albiol y luego dar descanso a Xabi Alonso y a Kaka, y guardando a Higuaín que salía de una lesión, y se le vio algo falto de ritmo. Ahora toca pensar en la Champions que el partido del martes será más duro de lo que piensan muchos.

Xerez CD 0 – Real Madrid C.F. 3
Arbeloa
Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo

Anuncios