La pegada como virtud

por Angel

Está bien meterle cinco a un clásico como el Borussia Dortmund, también es un placer ver a tu equipo en un estadio en el que habita una afición que ya querría yo para mi equipo, una maravilla ver el fondo del antiguo Westfalenstadion, actualmente Signal Iduna Park siguiendo esa horrible moda de recoger cuatro duros a cambio de mancillar el nombre de un estadio.

Yo me quedo, tú te vas

Yo me quedo, tú te vas

Antes de empezar el partido y durante toda la semana, la noticia era la inminente salida de Wesley Sneijder, al cual parece que le están invitando a que acepte la oferta del Inter de Milán o que se busque otra salida, aunque el holandés no está muy por la labor, comenta que mundiales habrá muchos y que triunfar en el Real Madrid C.F. es una oportunidad única, veremos como acaba el tema, lo más probable es que acabe con Sneijder fuera de la plantilla malvendido y de mala manera. Esto viniendo de Valdano puede que no sea del todo malo teniendo en cuenta el ojo de éste en descartar a jugadores en el pasado, por todos es sabido y recordado los casos de Amavisca y Zamorano en su etapa como entrenador. Vender a Wesley quedándonos con jugadores que en cualquier otro club estarían por detrás del holandés es un error muy grande, un caso similar al de Negredo, incluso el de Huntelaar.

Se estrenó de penalti

Se estrenó de penalti

En el partido, poca cosa nueva, el equipo con una pegada inmensa, atascados por el centro, pero con una pegada como la de pocos equipos en el mundo, a la que se habrán los partidos el equipo será mucho más peligroso. Kaka un espectáculo, por poco o mucho que haga siempre es un placer verle jugar, desde Zidane no ha vestido la camiseta blanca un jugador con tanta clase, a Cristiano le sigue faltando chispa, pero no tengo dudas de que será el del Manchester en cuanto empiece lo serio, y Robben en la línea del año pasado, se ha ganado a pulso quedarse, es más, creo nunca se “ganó” el hecho de estar entre los transferibles.

Próximo y último ensayo, el Trofeo Santiago Bernabéu.

Anuncios