Benítez se resiste

por Angel

Xabi no era nadie cuando lo contratamos
Rafa Benítez

Supongo que cómo él cuando un día entró en la cantera del Real Madrid C.F., si el año pasado lo puso en el mercado por 20 millones, parece extraño que ahora se descuelguen pidiendo 47 millones, como hizo Christian Purslow, está claro que ellos tienen el derecho de pedir lo que quieran, pero el Real Madrid C.F. tiene, o tendría que tener la obligación de buscar otras alternativas, no puede ser que el fichaje o no fichaje del donostiarra empañe la ilusión que impera hoy día entre el madridismo, una ilusión en la que por lo menos para un servidor poco tienen que ver las presentaciones mediáticas de los últimos días.

El vendedor tiene la libertad de poner el precio que quiera, pero el comprador tiene la libertad de pagar lo que quiera, me hacen gracia los que no paran de comentar que el culpable de que ahora pidan 47 millones por Xabi Alonso es el club por pagar lo que ha pagado en otras fichajes, olvidando que como ya he dicho antes el comprador tiene la libertad también de pagar lo que le venga en gana en cada operación y no por ello verse condicionado en otras operaciones.

También es cierto que junto con ambos laterales si hay un puesto a reforzar es el del mediocentro con perfil de creador de juego, aunque tampoco hay que perder de vista que hay jugadores en la actual plantilla que podrían desempeñar ese papel, no es lo mismo jugar con jugadores como Kaka, Cristiano Ronaldo o Benzema que hacerlo sin ellos, lo mismo alguno de los que el año pasado tuvieron un año para olvidar este año se salgan, sin ir más lejos hoy Manuel Pellegrini ha comentado que le gustaría que Wesley Sneijder permaneciese en la plantilla, pero me da a mí que si llega Ribery, Sneijder se irá al Bayern, a Van Gaal le gusta y el club querrá abaratar la operación.

Hoy en el AS viene una entrevista a Scolari en la que me quedo con las siguientes perlas.

Madrid verá al mejor Cristiano y Kaká es el jugador perfecto
Luiz Felipe Scolari

El brasileño ha dirigido como seleccionador de Portugal y de Brasil a ambos jugadores, del primero destaca su profesionalidad y trabajo, y del segundo simplemente afirma que es el jugador perfecto.

Dije y me reafirmo que los jefes deben dar un paso atrás cuando les toca
Luiz Felipe Scolari

Y de esto Felipao sabe bastante, aunque no siempre ha predicado con el ejemplo, pese a su fama de duro, sus métodos no calaron entre alguno de los pesos pesados del vestuario del Chelsea, y por todos es sabido como acabó el tema, con el brasileño en la calle.

Anuncios